De excusas y pretextos…

De nuevo por aquí. No puedo asegurar si por mucho o poco tiempo, aunque me gustaría que fuera la primera de las opciones… Lo intentaré.

Un poco por encima os cuento el motivo de mi desconexión, tanto del blog como de Twitter, y es que este último tratamiento, a raíz de cómo se iba desarrollando (que aún sigue), me obligó un poco a hacerlo, a lo que tengo que añadirle mi falta de tiempo (que no es excusa para escribir un par de tuits al día y no desaparecer por completo, ¿verdad?)

excu00

Pues bien, al poco tiempo de asistir a la consulta donde se nos emplazó hasta la elección de la donante, fue cuando decidí dejar de escribir. Y es que el dicho de que “las comparaciones son odiosas” es tan cierto…

En la clínica, como era de esperar, no nos indicaron un tiempo concreto para la búsqueda de la donante, sólo nos refirieron que sería pronto (unas cuatro semanas es lo que se indica en la descripción del tratamiento en web de la clínica). Pues ahí empezaron los agobios, cuando íbamos viendo cómo pasaban los días y no nos llamaban, como parejas que empezaban después ya tenían donante y nosotros aún esperando y sin noticias. A esto hay que sumarle que en la clínica no informarían cuando tuvieran la donante, sino que llamarían una vez se programase su punción para llevar mi muestra (un par de días antes por el tema de la abstinencia, ya sabéis…). Incertidumbre x 1000.

Además, nuestro tratamiento, por el problema en las transferencias, no podría ajustarse la estimulación de la donante con la preparación de Parienta. Una vez tuviéramos los embriones habría que programar la histeroscopia para dilatación… Con lo fácil que se veía en el resto una vez iniciaban tratamiento…

Pero todo eso ya es pasado, ha costado su tiempo, hemos encontrado varios obstáculos que hemos podido salvar y, a día de hoy, con la histeroscopia hecha, estamos en preparación con Meriestra y espero en breve poderos dar más noticias. Confiamos plenamente en nuestros embriones, estamos relajados, tranquilos, ilusionados, con fuerza para seguir…


Mil gracias por todos esos mensajes recibidos a través de Twitter interesándoros por nuestra situación, y gracias también por entender mi desconexión. Prometo retomarlo poco a poco y no esperar tanto para contaros.

 

 

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: