¿Y después qué? Los primeros días

He vuelto. Me ha costado muchísimo ponerme delante del ordenador. Después del desastre de tratamiento pocas ganas me quedaron de seguir escribiendo, pero a día de hoy, y con el mismo propósito que lo empecé, creo que es necesario continuar.

he vueltoAunque nuestro tratamiento finalizó el 29 de octubre, con esa “no transferencia”, no ha sido hasta hace unos días que pudimos pasar página, desecharlo por completo y ponernos a pensar en el siguiente reto.

Ha sido algo más de un mes sin parar, intercalando trabajo, con llamadas, emails y citas con la clínica. Todo para quedarnos tranquilos, saber que hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos y agotar hasta la última de las posibilidades.

Y no ha sido fácil. Muchos enfados, no sólo con la clínica, sino también entre nosotros. Parienta es más impulsiva, yo más dialogante; ella quería hacer las cosas de una manera, yo de otra… Y no le faltaba razón a la pobre para ponerse como lo  hacía… cuando parecía que avanzábamos un poquito, venían con otra nueva cagada… y así unas cuantas que en adelante os resumiré.

Os conté en el último post, que a la semana siguiente de la no-transfer, tendríamos una cita donde la doctora, después de reunirse con el resto del equipo médico de la clínica, nos hablaría de lo ocurrido y las conclusiones que habían llegado. Pues bien, llegó el día y a la doctora le sorprendió un poco vernos (más tarde supimos que ni se habían reunido, ni nos esperaba). A ella, ninguna de sus compañeras que estuvo en la no-transfer, le habló de la supuesta reunión, sobre nuestra cita… y así pasó, como no sabía qué decirnos ni el motivo que nos llevaba por ahí, salió del paso girando el monitor de su ordenador y mostrándonos, por encima, cómo había transcurrido el tratamiento.

Al principio, como no sabíamos que ella no tenía ni idea de que teníamos que pasar por allí, pensamos que nos estaba vacilando. De ahí que la conversación subiera de tono  –sí, discutiendo dentro de la consulta. Hasta que tuvimos ocasión de preguntarle por “la reunión” y fue ahí cuando las aguas volvieron a su cauce. Nuestro primer momento de desahogo fue para quien menos culpa tenía, “la habían dejado vendida”. En ese momento acordamos, que cuando se reunieran (de verdad), ella misma nos llamaría.

Pasó otra semana y recibimos la llamada. Tampoco fue lo que esperamos. Resumiendo, vino a decir que: embriones de baja calidad y problema en el cuello del útero que no permitió la transferencia (que si no llega a ser por los informes que aportamos, no hubieran pensado que, dos meses antes, se hizo una histeroscopia y dilatación); nos propone, para un próximo tratamiento, pasar a ovodonación, congelar embriones y una nueva dilación del cuello y, cuando estuviera listo, descongelar y transferir. Bien, ¡¿y todas nuestras dudas?! ¡¿y las explicaciones para este último tratamiento?! Nada, no refirió nada. No quisimos insistir más, primero porque preferíamos hacerlo presencialmente en la clínica, nada de teléfonos, y segundo, porque la doctora, sin culpa alguna, ya se había llevado la bronca la semana antes. Ella se limitó a controlarnos la estimulación y no estuvo presente en nigún momento más del ciclo, pocas dudas más nos podría resolver sobre lo ocurrido.

De forma paralela pedimos cita en ginecología en la clínica donde Parienta se sometió a la histeroscopia y dilatación (que fue la misma donde en su día se intervino por laparoscopia para quitar los focos de endometriosis). Queríamos contar y preguntar por lo ocurrido, necesitábamos de esa segunda opinión. Para el día de consulta nos pidieron que llevásemos con nosotros tantos informes como tuviéramos del tratamiento en cuestión… que en ese momento era ninguno.

Pensábamos, como en los tratamientos anteriores, que a los días de acabar nos llamarían de la clínica informando que ya estaba preparado y que podíamos pasar a recogerlo. Como un par de semanas después no lo habían hecho y se acercaba el día de la cita en ginecología, llamamos para solicitarlo…

En ese momento se nos abrió un segundo frente en nuestra particular batalla… el de los informes y la m**** que los p***ó, pero eso lo dejo ya para la siguiente entrada.


En unos días sigo con la “historia”. Queda aún bastante por contar y no me gustaría extenderme demasiado.

Quiero también disculparme por no haber respondido los comentarios de la entrada anterior. No miento si os cuento que no he entrado al blog, ni leído otros, desde el día que la escribí. Duro es poco para describir lo que pasamos. Sé que cada una de las historias que hay detrás de estos blogs de infertilidad lo son y, por eso, supongo que entederéis mi situación.

Un abrazo muy grande para tod@s aquéll@s que habéis estado preguntando por nuestra situación desde entonces y habéis sabido esperar hasta el momento adecuado. GRACIAS.

 

 

 

 

Anuncios

14 comentarios

  1. Muchísimo ánimo! Sé lo duro que es ir luchando cada paso que dais, yo llegué al punto estando ya en la cuarta fiv y viendo que no seguían el tratamiento acordado, tener que pelear el mismo día de empezar el tratamiento llamando a la clínica y diciendo lo que me tenía que tomar y no las indicaciones que me estaban dando…. Tenía siempre la sensación de que era un número y no sabían mi historia, que se la leía cinco minutos antes de entrar en consulta o mientras estaba en ella…era desesperante ver que no tenían ni idea. Y aunque desgaste mucho… La lucha , cada batalla se convertirán en victoria y os sabrá a gloria. Mucho ánimo a los dos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias. Llevas toda la razón con lo que dices. Esos sentimientos creo que los hemos pasado todos y de las peleas… mejor ni hablar. Nos fastidia mucho tener que decirles a ellos, a los médicos, a los profesionales, cómo deben hacer su trabajo, corregirles continuamente con la medicación, los plazos… ni se imaginan la inseguridad que transmiten en ocasiones.
      Muchas gracias otra vez y ánimo también a vosotros con esta última etapa. Disfrutadlo a tope! Un abrazo.

      Me gusta

  2. Menudo descontrol! En esos detalles es en los que se demuestra la poca empatía que tienen con sus pacientes algunos médicos. Os deseo todo lo mejor, por que os lo merecéis

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por comentar y por tus buenos deseos. Cierto y desilusionante que profesionales dedicados de forma exclusiva a este campo a veces demuestren esa poca empatía… por suerte, son pocos los casos, aunque el daño que pueden llegar a causar es muy grande.
      Un abrazo, Esther.

      Le gusta a 1 persona

  3. Mucho ánimo, espero que en la nueva clínica las cosas vayan mejor. Estáis recorriendo un duro camino… Vosotros vais a valorar como nadie al pequeño que tengáis, por todo el esfuerzo que os está llevando. Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Oscar! Muchas gracias por pasarte y comentar.
      A ver si de una vez el futuro se pone de cara y puedo contar mejores noticias. En unos días os hablo de cómo terminó todo y de lo que se nos viene… 😉
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Qué duro y surrealista todo lo que nos cuentas de ese equipo médico niño, indignación es poco para describir vuestra situación.
    Entendemos perfectamente tu ausencia, vuestra ausencia y es que después de sentirse tan abatido es normal. Otro palo por un Tra que se convierte en odisea y le sumamos la poca profesionalidad y empatia….no es pa menos niño.
    Pero me quedo con que sois unos luchadores y con que ya se está acabando de cerrar este doloroso capítulo para comenzar con un nuevo camino (y espero que tb con nuevo equipo) que os aporte sólo cositas buenas. Aquí estamos pendientes de vosotros que para eso somos una gran familia.
    Mucho ánimo y mucha fuerza pareja!!!
    Lo demás ya lo sabes 😉
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo has descrito perfectamente: “surrealista” y sin saber aún lo que hemos pasado con los dichosos informes… ya os contaré.
      Al final, la rabia, el enfado… nos ha servido para quedarnos tranquilos con nosotros mismos, para recuperarnos y coger fuerzas para la siguiente batalla.
      Gracias por entender esa ausencia. Ha habido ratos malos, mentiría si dijera que no, pero la mayoría han sido buenos, cuidando el uno del otro y todo el día por ahí, con la cabeza en otras cosas y sus ratitos de “qué hacemos con nuestras vidas”…
      En poquito os cuento cómo finalizó esta etapa y los planes, a cortísimo plazo, para el futuro.
      Muchas, muchas gracias, de parte de los dos, por tus comentarios y por estar tan pendiente. Besos 😉

      Me gusta

  5. mucho animo se pasa mal, y con este tipos de problemas, e incompetencia por parte de los medicos mas, ya que ellos estan para ayudarnos y aclarar esas dudas que tengamos, os mando toda la fuerza del mundo y besazos para vosotros!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias 😉
      Es verdad que que por sí se pasa mal y, encima, ellos le añaden ese “extra” para que duela aún más… Sólo toca reponerse, coger muchas fuerzas y aprender para que no vuelvan a golpear…
      Ganaremos esta batalla!!!
      Besos.

      Me gusta

  6. Madre mía, siento mucho que tengáis que pasar por todo esto. Cuando un tratamiento va mal, supone mucho más, cuesta volver a levantarse y crear nuevas ilusiones, pero mucho ánimo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias. Por suerte ese pasito, el de levantarse y crear nuevas ilusiones, lo hemos pasado rápido.
      Tenemos muchas ganas de ver hecho realidad nuestro sueño y eso ayuda. Nos caemos, pues nos levantamos y seguimos!!
      Un abrazo!

      Me gusta

  7. Mucho ánimo y a seguir luchando. Que os den todas las explicaciones que os deben que para eso pagáis y ponéis toda vuestra ilusión.

    Le gusta a 1 persona

    1. Les ha costado dar las explicaciones, pero al final las han dado. En siguientes entradas veréis el resultado de tanta reunión, de tantas llamadas…
      Un abrazo grande. Gracias por tus ánimos.

      Me gusta

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: